“La Locomotora”

LOGO locomotora

TRAYECTORIA LA LOCOMOTORA

Los motivos de plantear un Grupo de Teatro en la rehabilitación de las personas con enfermedad mental crónica son los siguientes. Más allá de sus aspectos artísticos, nos interesa su faceta expresiva utilizada como instrumento, como herramienta en el proceso rehabilitador, ya que posibilita desarrollar la autoestima, la cooperación, la participación,  las actitudes  para desenvolverse en un mundo cambiante y conflictivo, porque enseña a gozar… porque nos proporciona una mejor calidad de vida.

El Teatro nos acerca más a la experiencia del acto creativo para expresarme,  y por tanto al deseo de comunicar  a los demás mi vivencia personal. Por medio de la actividad teatral la persona se vivencia  a través de  una triple dinámica relacional: consigo mismo, con el medio físico y con el humano. Así la expresión y la comunicación es la dialéctica entre  el universo interno y el universo externo del individuo.  Si me expreso, si me manifiesto ( si saco de mi interior  hacia fuera),  si hago , soy… entonces puedo comunicarme. Para ello hace falta reconocer, descubrir, desarrollar los elementos expresivos más personales, más genuinos y originales de cada uno, lo creativo que nos habita. Expresar /se haciendo Teatro es una actividad que globaliza porque integra lo corporal, lo mental y lo afectivo-emocional. Cualquier variación en uno de estos tres planos afecta al resto.

Por tanto  se trata  de profundizar en los efectos terapéuticos de la naturaleza expresiva y creativa del Teatro en el proceso de rehabilitación e inserción social de las personas con enfermedad mental crónica.